Capítulo VI. Los Asociados

Artículo 25.- Clases de asociados.

a) La Asociación estará integrada, en calidad de socios numerarios, por personas jurídicas y personas físicas que realicen actividad comercial o económica relacionada con el software libre en cualquier campo y promuevan los objetivos de la Asociación. No podrá ser miembro numerario de la Asociación ninguna persona incursa en prohibición, incapacidad, incompatibilidad o inhabilitación para el ejercicio del comercio.
b) La Asociación estará integrada, en calidad de socio suscriptor o protector, por personas físicas o jurídicas que tendrán voz pero no voto, obligándose sólo a contribuir económicamente en apoyo de las actividades que desarrolla la asociación así como participar en el desarrollo de los fines de la misma.
c) Por méritos contraídos con esta Asociación o por interés social, podrá la Junta Directiva proponer “socios honorarios” a personas físicas o jurídicas de cualquier actividad profesional. Estarán exentos de abonar cuotas y disfrutarán del derecho de voz, pero no de voto. La Asamblea General deberá aprobar tales nombramientos.
La condición de asociado no es transmisible.

Artículo 26.- Admisión de socio numerario.

Para la admisión como socio numerario de pleno derecho, será preceptivo:
1º) Acreditar el ejercicio de actividades empresariales o profesionales relacionadas con el desarrollo, comercialización, mantenimiento, difusión o utilización de herramientas de software libre, realizando una presentación de la empresa ante la Junta Directiva.
2º) Solicitarlo por escrito a la Presidencia de la Asociación.
3º) El refrendo de la solicitud por parte de la Asamblea General como socio numerario por dos tercios de los votos emitidos en la Asamblea General.

Artículo 27.- Derechos de los asociados.

Son derechos de los socios:
a) Elegir y ser elegido para puestos de representación y cargos directivos.
b) Intervenir y dar su voto, que será libre, en la Asamblea dentro del orden del día.
c) Informar y ser informados de la actividad de la Asociación y de las cuestiones que les afecten. La Asociación articulará las medidas necesarias para que los socios conozcan el estado económico de la Asociación. En concreto, y con independencia de cualquier otra medida que se establezca, se permitirá que en todo momento los socios, previa petición a la Junta Directiva, tengan acceso y puedan examinar las cuentas de la Asociación.
d) Intervenir, conforme a las normas legales o estatutarias, en la gestión económica y administrativa de la Asociación.
e) Utilizar los servicios que la Asociación ponga a disposición de los mismos, así como las instalaciones sociales.
f) Hacer pública su condición de asociado, respetando las limitaciones que la Asociación establezca para esta publicidad.
g) Proponer a la Junta Directiva acciones relacionadas con el desarrollo, comercialización, mantenimiento, difusión y utilización de herramientas de software libre o de fuentes abiertas.

Artículo 28.- Plenitud de derechos.

La plenitud de los derechos mencionados en el artículo anterior son exclusivos de los socios numerarios. Los socios honorarios sólo tendrán los derechos que otorgan los apartados f) y g) del artículo anterior. Será necesario para ejercer los derechos atribuidos a los socios que éstos consten debidamente inscritos en el Libro de Socios abierto al efecto, debiendo asimismo constar las personas físicas que en su caso les representen con carácter permanente en los órganos de la Asociación.

Artículo 29.- Deberes de los asociados.
Son deberes de los socios:

  • Compartir las finalidades de la asociación y colaborar para la consecución de las mismas.
  • Asistir a la Asamblea General.
  • Participar en la elección de representantes y directivos de la Asociación.
  • Ajustarse en sus actuaciones a las leyes y normas estatutarias.
  • Cumplir los acuerdos válidamente adoptados por la Asociación.
  • Respetar la libre manifestación de pareceres y no entorpecer, ni aún indirectamente, las actividades de la Asociación.
  • Estar al corriente en el pago de las cuotas, derramas y otras aportaciones que, con arreglo a los Estatutos, puedan corresponder a cada asociado, salvo los de honor.
  • Desempeñar fielmente las obligaciones inherentes al cargo que ocupen.
  • Acatar los Estatutos Sociales, y las Normas Complementarias que en su caso se elaboren para la aplicación y desarrollo de los mismos, cumpliendo con las obligaciones que resulten de las mismas.


Artículo 30.- Sanciones y causas de pérdida de la condición de asociado.

Los asociados que incumplan los deberes enunciados en el artículo anterior, los fines perseguidos en los Estatutos, sus principios o los reglamentos o las normas de desarrollo interno, podrán ser objeto de apercibimiento, sanción, suspensión o expulsión de la Asociación.
En los supuestos de sanción y separación de los asociados, la Junta Directiva informará en todo caso al afectado de los hechos que puedan dar lugar a tales medidas, y se le oirá previamente en la Asamblea General, debiendo ser motivado el acuerdo que, en tal sentido, se adopte.

Se perderá la condición de asociado por alguna de las causas siguientes:
a) Por renuncia voluntaria, comunicada por escrito a la Junta Directiva.
b) Por incumplimiento de sus obligaciones económicas. En el caso de los socios numerarios el impago de más de dos cuotas periódicas producirá la baja inmediata del socio.
c) Por conducta incorrecta, por desprestigiar a la Asociación o a sus fines, con hechos o palabras que perturben gravemente los actos organizados por la misma y la normal convivencia entre los asociados.
d) Por cometer infracciones muy graves, conforme a lo establecido en el Régimen Disciplinario de los presentes Estatutos.
Si un asociado se da baja o es expulsado, la Asociación podrá exigirle, por todos los medios a su alcance, el cumplimiento de las obligaciones sociales que tuviera pendientes hasta ese momento.